Páginas vistas en total

jueves, 10 de abril de 2014

ECMS EN PERSONAS INVIDENTES

La ceguera aumenta las sensaciones en esta clase de experiencias

Mado Martínez

Por insólito que parezca, las personas ciegas pueden ver durante una experiencia cercana a la muerte (ECM). Eso es, al menos, lo que ellas mismas aseguran. Para quienes han vivido esta clase de trances, la sensación de ver por vez primera resultó entre confusa y aterradora. Otros, en cambio, la describieron como maravillosa. En cualquier caso, los relatos de todos ellos constituyen una de las evidencias más poderosas y sugerentes de que la consciencia sobrevive a la muerte, como así han constatado numerosos investigadores en este fascinante campo. 
La doctora Elisabeth Kübler-Ross fue una de las investigadoras más influyentes y prestigiosas en el campo de la psiquiatría y la tanatología. Pasó toda su vida estudiando las experiencias en el umbral de la muerte, estando, además, a pie de cama de cientos de miles de pacientes terminales, no sólo de aquellos que habían sobrevivido a una muerte clínica. Durante su carrera, obtuvo por su labor una treintena de títulos doctor Honoris Causa, concedidos por diferentes universidades norteamericanas y extranjeras, y es preciso decir que hay pocas personalidades científicas –si es que hay alguna– que haya logrado tantos.

Entre los innumerables testimonios que consiguió recopilar, se encontraban los casos de niños, suicidas, ateos y personas con diferentes creencias religiosas; también enfermos terminales, sujetos de distinta condición social, etc… Lo que nos llama poderosamente la atención cuando nos adentramos en los estudios llevados a cabo por Kübler Ross, son sus referencias a los casos de personas invidentes.

Según ella, en una de las etapas de la muerte, «los ciegos pueden ver, los sordos o los mudos oyen y hablan otra vez». Así lo contaba en su libro La Muerte: Un Nuevo Amanecer, donde, además, explicaba: «Hemos realizado un proyecto de investigación imponiéndonos como condición no tomar en cuenta más que a los ciegos que no habían tenido ni siquiera percepción luminosa desde diez años antes, por lo menos. Y estos ciegos, que tuvieron una experiencia corporal y volvieron, pueden decirnos con detalle los colores y las joyas que llevaban los que los rodeaban en aquel momento, así como detalles del dibujo de sus jerséis o corbatas. Es obvio que no podía tratarse de visiones».

EXPERIENCIAS FUERA DEL CUERPO
Para Kübler-Ross, el testimonio de las personas privadas de visión es uno de los más importantes a la hora de descartar cualquier posibilidad de alucinación, falta de oxígeno y otras causas aportadas por colegas médicos, escépticos a la hora de considerar el fenómeno de las ECM como una evidencia de vida después de la muerte: «Interrogamos a una serie de personas con ceguera total y fueron capaces de decirnos no sólo quién entró primero en la habitación para reanimarles, sino describir con precisión el aspecto y la ropa que llevaban los que estaban presentes, y en ningún caso los ciegos disponen de esa capacidad».

El investigador Harvey Irwing, conocido por sus estudios en el campo de lo paranormal, publicó en 1987, en la revista Journal of Near-Death Studies, un artículo sobre ciegos que habían sufrido una experiencia fuera del cuerpo –en inglés Out of Body Experience (OBE)–, en el cual daba cuenta de los 21 casos que había logrado reunir… (Continúa en AÑO/CERO 274).
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------