Páginas vistas en total

viernes, 28 de marzo de 2014

¿VÍCTIMAS DE PSICÓPATAS CONTAGIADAS DE SU MALDAD?

¿INHUMANOS O ANTIHUMANOS? PSICÓPATAS COTIDIANOS: ¿VÍCTIMAS DE PSICÓPATAS CONTAGIADAS DE SU MALDAD?:

¿VÍCTIMAS DE PSICÓPATAS CONTAGIADAS DE SU MALDAD?




Esto puede parecer extraño, al fin y al cabo, una persona "buena", que ha tenido el infortunio de tener una relación interpersonal con un/una psicópata, sigue siendo una persona "buena"....el caso es que hay tres cosas interesantes que quiero comentar al respecto:

1-El psicópata integrado, como venimos diciendo una y otra vez, con la intencíón de cambiar la percepción errónea del público en general (creada por el sensacionalismo de los medios, películas, etc..), es una persona "normal". Por "normal" me refiero a una persona que no tiene ninguna patología mental (pensamientos extraños, ilusiones, alucionaciones, depresión, inhibiciones, etc...). No son neuróticos ni psicóticos.

Sin embargo, si que hay algo incorrecto, disfuncional, en ellos: no tienen ningún vínculo o lazo afectivo con nadie, son incapaces de amar y tampoco les interesa. Además, disfrutan de un modo un poco macabro: mientras la mayoría de personas disfrutan de un paseo, compartiendo la felicidad con sus seres queridos o escuchando música, el/la Psicópata disfruta en su interior engañando, causando dolor y haciendo "saltar" a los demás. Ese es su juego, el resto es aburrido.

Por tanto, aunque este personaje siniestro, a menudo disfrazado de hombre/mujer simpático y agradable, sea capaz de razonar y reaccionar correctamente...en su forma de ser hay una grave anormalidad: para él/ella el resto de seres son objetos para ser utilizados y para hacerle sentir bien, más listo y más especial que los demás. No tiene ningún sentimiento de culpa, carece de apego o cariño hacia nadie. Le encanta destruir psicologicamente a su pareja.

2-La pareja/víctima de una persona así, también tiene una parte de "culpa" (entre comillas, ya que esa persona es engañada al principio bajo el hechizo seductor psicopático y atacada de forma insidiosa y fría para que con el paso del tiempo viva en un estado de confusión y pseudoesclavitud mental). La pareja que el psiquiatra argéntino Hugo Marietán llma "el Complementario" suele ser un poco neurótica, ya que de otra forma no aguantaría demasiado tiempo el abuso psicopático. La pareja está anclada a la relación de una forma irracional. Hay algún tipo de beneficio secreto en ella a pesar del deterioro personal que sufre. A veces, el complementario, una vez ha acabado la relación, no vuelve a ser la misma persona y los nuevos contactos le parecen insulsos y aburridos.

Con frecuencia, el complementario solo puede salir de este círculo infernal cuando el psicópata se aburre de ella. Mientras continúa bajo el efecto hipnótico del psicópata.

3-Lo más triste es que en algunos casos, la ex-víctima o ex-pareja corre el peligro de "covertirse en uno de ellos", en otras palabras, de actuar psicopaticamente, pareciéndose en cierto modo al Psicópata.

Lo que en principio puede ser una reacción a un hecho traumático, puede acabar convirtiéndose en un estilo de enfrentarse a la vida, manipulador, narcisista, superficial, egocéntrico y frío, sin vínculos sociales verdaderos.

Esto resulta inexplicable para personas que no han pasado por ello y es una realidad, que aunque afortunadamente no se da en la mayoría de los casos, si que puede suceder y es bastante difícil de asimilar.

******************************

En estos casos, la información de terceras personas puedes ser de ayuda, su percepción de nuestra forma de ser puede darnos la pista de que estamos comportándonos como las personas que más despreciamos.

Con la calma después de la tormenta, el paso del tiempo e incluso el perdón, nuestra sensibilidad y compasión deben volver a surgir, ya que de lo contrario, uno corre el peligro de ser monstruo inútil disfrazado de pobrecita víctima.