Páginas vistas en total

jueves, 30 de enero de 2014

Pedófilos 2012

El religioso detenido en Málaga tenía vídeos pedófilos en su ordenador

En el marco de la investigación de la 'operación Espada', considerada ya el mayor golpe en España contra la cada vez más lucrativa 'industria' de la pornografía infantil, la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional halló vídeos pedófilos en el ordenador de un religioso de Málaga.
Este hombre pertenece a una orden, cuyo nombre no ha trascendido, y vive en un colegio de la capital en el que imparte clases. En el marco de la operación desarrollada en varias provincias españolas, los agentes registraron la habitación donde reside y en su ordenador se le encontraron imágenes y vídeos con contenido pedófilo, según conoció este periódico de fuentes consultadas.
 
Asimismo, se localizó en su disco duro un contenedor encriptado del que no quiso facilitar la contraseña, lo que hace sospechar a los agentes que en su interior habría más material de pornografía infantil. El disco duro se ha conectado a una máquina que lanza contraseñas aleatoriamente para intentar desencriptarlo, según añadieron las fuentes.
Ese proceso puede tardar días, meses o años.
 
El entramado empresarial desarticulado tenía su 'sede central' en Toronto (Canadá), donde había un servidor que se utilizaba para intercambio y desde donde se compraba pornografía infantil. Uno de los que se encargaba de adquirir este material era el PC de este religioso malagueño, según las fuentes.
 
La Policía ha detenido a 28 personas en catorce provincias diferentes y ha imputado a otras diez acusadas de ser miembros o clientes de una red internacional dedicada a la distribución de DVD con violaciones y abusos a niños. Un negocio que generaba unos ingresos superiores a los 1,6 millones de dólares anuales.
 
Abusos directos
 
Entre los detenidos en España hay cuatro hombres acusados directamente de abusar sexualmente de los menores, a los que también grababan durante las violaciones. Dos de los arrestados, de nacionalidad británica y capturados en Alicante, fueron sorprendidos 'in fraganti' cuando la Policía fue a registrar un piso en el que los pederastas se habían citado con dos niños para una 'sesión'. Estos dos pedófilos habitualmente pagaban a los menores para que se dejaran abusar, pero en el caso de que los adolescentes se negaran recurrían a la fuerza, escenas que también grababan.
 
Otro de los imputados por abusos, también arrestado en Alicante, era un 'turista sexual' de edad avanzada, que igualmente registró sus encuentros sexuales con niños, sobre todo en sus viajes a Cuba y Marruecos. El cuarto, arrestado en Madrid, es el responsable de un club ciclista, imputado por haber vejado a 14 adolescentes.
 
La Policía ha podido 'rescatar' a un total de 19 menores, catorce en Madrid y cinco en Alicante. Todos son varones y sus edades oscilan entre los once y los 16 años. Además de los niños y adolescentes españoles la red usaba a menores de Ucrania, Rumanía y Alemania.
 
Los agentes de la Brigada Tecnológica rastrearon durante meses las transacciones para la compra del material pedófilo. Al final esas pesquisas condujeron a la detención de 28 personas y la imputación de otras diez: en Alicante (4), Barcelona (8), Cádiz, Castellón (2), Ciudad Real, Huelva, Las Palmas (3), Madrid (8), Málaga, Navarra, Pontevedra, Sevilla (2), Tarragona (2), Zaragoza (3).