Páginas vistas en total

domingo, 28 de abril de 2013

La (ir)responsabilidad de las multinacionales

Diario de un ateo: La (ir)responsabilidad de las multinacionales: Las empresas multinacionales del planeta están deslocalizando sus fábricas y centros de producción a países del tercer mundo argumentando...

que los costes de fabricación en esos países son más baratos y que sus factorías en España, Reino Unido o cualquier otro país medianamente desarrollado son en la práctica ruinosas. Esta afirmación en principio tan categórica esconde una de las mayores falacias del pensamiento único neoliberal: la supuesta competitividad entre países. El neoliberalismo rampante sólo considera los gastos directos derivados de la actividad empresarial. Y claro así no salen las cuentas porque comparemos. Fabricar algo en Europa no sólo implica salarios altos (aunque cada vez más menguados) de los trabajadores, sino cumplir toda una legislación más o menos protectora de los individuos, la sociedad y el medio ambiente. Y por el contrario en el tercer mundo los sueldos (eso cuando no se fabrica explotando directamente mano de obra esclava o infantil) no sólo son mucho más bajos, sino que sobre todo la ausencia de legislación o la incapacidad para aplicarla permiten transferir la gran mayoría de los gastos de producción al paupérrimo país que acoge la fábrica. Por todo ello, para evitar este dumping que deforma la realidad económica, las multinacionales deberían ser responsables en el país en donde tienen su sede social de todos sus desmanes en el tercer mundo, porque escudarse en el trabajo infantil, la explotación de los trabajadores, la contaminación de los ecosistemas y el resto de prácticas criminales que habitualmente practican, para externalizar hacia los países más pobres sus delitos no sólo es distorsionador sino que también es directamente delictivo. Así muchos de los famosos milagros económicos de grandes multinacionales tanto españolas como extranjeras quedarían en evidencia y al saberse la realidad hasta ahora escondida, a lo mejor cambiaba la apreciación social de esos supuestos magos de la economía capaces de crear imperios transnacionales pero a costa del sufrimiento de millones de personas del tercer mundo.

En este contexto la reciente noticia publicada por el diario EL País puede ser un punto de inflexión. En ella se comenta que por primera vez un grupo de campesinos y pescadores nigerianos, asesorados por la ONG Amigos de la Tierra, han denunciado ante un juzgado holandés a la compañía petrolera multinacional petrolera Shell por contaminar el delta del río Níger con sus malas prácticas empresariales ya que en un país sin legislación ambiental alguna en la práctica, la multinacional no ha tenido porqué invertir un sólo euro en trabajar de forma eficiente, con lo que ha podido permitirse a lo largo de los años error tras error, accidente tras accidente y desastre natural tras desastre natural hasta llegar a la situación actual, en donde están contaminados miles de kilómetros cuadrados con millones de litros de petróleo vertidos al frágil ecosistema del mencionado rio de tal forma, que estos terribles vertidos están haciendo enfermar a miles de personas del país africano.  Ahora sólo falta esperar que la justicia holandesa estime la culpabilidad de Shell y que además de sentar jurisprudencia y condenar a la empresa a fuertes sanciones económicas alguno de sus altos directivos acabe en prisión purgando su avaricia depredadora.

Les dejo con el estremecedor documental Poison Fire sobre el tema

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Foto: Bueno, creo que van sendo horas de dicilo, porque por moito que vexamos o telediario non o imos escoitar. Hai que meterse con quen se hai que meter. E punto.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------