Páginas vistas en total

domingo, 3 de febrero de 2013

El caso Bárcenas.




El juez halla otra cuenta de Bárcenas en Suiza

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha encontrado una nueva cuenta del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas en el banco Lombard Odier de Ginebra (Suiza) con la que transfirió los fondos que le permitieron acogerse a la amnistía fiscal y regularizar un total de 10,9 millones de euros.
Así consta en un informe remitido por el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC) al juez instructor que detalla que Bárcenas transfirió el 19 de septiembre pasado 1.235.000 euros a una cuenta en Bankia y otros 320.000 el 20 de diciembre a nombre de la sociedad Tesedul, que, según revela al auto, fue constituida en Uruguay.
Con los primeros fondos, según consta en un auto dictado este martes por el juez Pablo Ruz, el extesorero del PP se acogió a la Declaración Tributaria Especial, la denominada amnistía fiscal, mientras que con el resto pagó el Impuesto de Sociedades de Tesedul correspondiente al ejercicio de 2011.
Desde esa misma cuenta de Bankia, Bárcenas efectuó “un traspaso de fondos” que no se cuantifica en el auto a otra abierta en la misma sucursal que estaba a nombre de la sociedad Granda Global, radicada en Panamá.
En la misma tenía firma autorizada su apoderado ante los bancos suizos, Iván Yáñez, sobre quien “también aparecen diversas menciones en la documentación remitida por las autoridades judiciales suizas en contestación a la comisión rogatoria” enviada por el juez Ruz.
A partir de estos datos, el juez considera que existen “nuevos indicios de relevancia para el esclarecimiento de los hechos objeto de investigación y la determinación de los presuntos responsables de los mismos”, lo que justifica “la necesidad de practicar diligencias con carácter urgente”.
En concreto, el juez pregunta a la Agencia Tributaria por la “eventual incorrección” de la regularización de fondos por parte de Tesedul, que, según los datos contenidos en la comisión rogatoria, la entidad “no dispondría de activos depositados en el LGT”, entidad a la que se refirió en la declaración que envió al juez explicando la regularización sino “también en la entidad Lombard Odier”. De igual modo, solicita un informe sobre estos nuevos datos a la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Policía Nacional.
El magistrado también remite un oficio a Bankia para que “de forma urgente” le entregue “toda la documentación obrante en sus archivos” referida a las cuentas que están a nombre de Tesedul y Granda Global.
Finalmente, acuerda ampliar la comisión rogatoria remitida a Suiza para que le facilite la información de la nueva cuenta hallada en el Lombard Odier de Suiza, en la que quería datos sobre los movimientos bancarios anteriores a 2005 de las cuatro cuentas de Bárcenas en las que llegó a acumular 22 millones de euros, que estaban a nombre de la fundación panameña Sinequanon.
Bárcenas está imputado por delitos contra la Hacienda Pública, cohecho y blanqueo de capitales. Según las declaraciones de la renta que aportó al juez, habría regularizado un total de 10.988.040 euros cuya declaración a Hacienda no habría prescrito, si bien la cantidad que tenía en el país helvético, ascendía a 31 de diciembre de 2012, a 19.443.587,79 euros.
Para lograrlo, se acogió a la amnistía fiscal pagando un 10 por ciento de los 10,9 millones, es decir, 1.052.994,61 euros, y abonó otros 317.991,39 euros como declaración complementaria del Impuesto de Sociedades de Tesedul.
europapress.es


http://elcomunista.net/2013/02/05/el-juez-halla-otra-cuenta-de-barcenas-en-suiza/




Caso Bárcenas: Cospedal, tu abogado NO tiene la culpa

25FEB
De mal en peor. Así podríamos resumir las explicaciones que desde el PP se intentan dar en relación con el contrato y finiquito de Luis Barcenas. Visto lo visto, deberían plantearse seriamente contratar a un experto en derecho del trabajo para dar las ruedas de prensa donde se aborden temas laborales. Las explicaciones de Floriano, así como las de Cospedal, son un cúmulo de despropósitos, desaciertos e imprecisiones ciertamente intolerables. Entremos en materia.
Las últimas revelaciones periodísticas han sacado a la luz que Luis Barcenas, tras abandonar el puesto de tesorero en el año 2010 por su imputación en la trama Gürtel, fue dado de alta como trabajador indefinido por parte del Partido Popular. Esa contratación se ha mantenido hasta hace escasas semanas, en que Barcenas ceso voluntariamente en su puesto de trabajo. Durante los más de dos años de contratación indefinida, el PP realizó las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social y las retenciones de IRPF. Hasta ahí los datos que han sido reconocidos por el propio Partido Popular.
La última en sumarse al carro de intentar explicar lo inexplicable ha sido María Dolores de Cospedal, que esta mañana, en un ejercicio de acrobacia jurídica sin precedentes, ha indicado que el salario de Barcenas era una “indemnización diferida” y que “la indemnización que se pactó, en forma de simulación de lo que antes era retribución, tenía que tener retención a la Seguridad Social”. Visto lo visto, voy a aclararle a María Dolores una seria de cuestiones.
1. Si Barcenas fue contratado en el año 2010 con carácter indefinido, es imposible que tuviera derecho a indemnización alguna, dado que con anterioridad no había sido contratado laboralmente por parte del Partido Popular.
2. Si Barcenas no realizó ningún trabajo para el Partido Popular entre el año 2010 y 2013, nos encontraríamos ante una falta de ocupación efectiva que supondría un grave incumplimiento de las obligaciones básicas de todo empleador, tal y como recoge el artículo 4 del Estatuto de los Trabajadores.
3. Si Barcenas no cobraba ningún salario, sino una indemnización “diferida” tal y como manifestó María Dolores de Cospedal, nos encontraríamos ante un incumplimiento muy grave de los artículos 26 y 29 del Estatuto de los Trabajadores por parte del Partido Popular, en cuanto a la concepción mismas del salario y su liquidación y pago. 
4. Si Barcenas cobraba una indemnización disfrazada como salario se estaría cometiendo un fraude a la Seguridad Social, pues se estaría intentando generar derecho a todo tipo de prestaciones sobre la base de cantidades no susceptibles de cotización a la Seguridad Social, y mucho menos con carácter diferido.
5. Si Barcenas cobraba realmente una indemnización por despido no tendría que haber tenido retenciones de IRPF, pues dichas indemnizaciones están exentas de tributación dentro de los límites establecidos legalmente.
No hace falta ser un genio para descubrir la realidad. Entre 2010 y 2013 Luis Bárcenas estuvo contratado por el Partido Popular mediante un contrato ordinario por tiempo indefinido, percibiendo por ello el salario pactado entre las partes. De no ser así, esta mañana María Dolores de Cospedal habría reconocido la infracción de múltiples normas laborales, con la correspondiente sanción que de ello se deriva conforme a la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social.
Dos últimos apuntes. El primero, que según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua la simulación es una “Alteración aparente de la causa, la índole o el objeto verdadero de un acto o contrato“. Por si no fuera suficiente, nuestro idioma establece como sinónimos de simulación palabras como encubrimiento, farsa, fraude, dolo, disfraz o engaño. Le recomiendo a María Dolores de Cospedal que tenga más cuidado en el futuro al emplear esta palabra.
El segundo apunte. ¿Adivinan quien es el culpable de todo lo sucedido? Pues del abogado del PP, por supuesto. O al menos es la persona sobre la cual Cospedal ha hecho recaer hoy la responsabilidad. Sin comentarios.






Bárcenas ganará al PP la improcedencia de su despido

http://nexolaboral.com/?p=1018